Claves para ser una mejor familia

Alguna vez te has preguntado ¿De qué depende ser una mejor de una familia? ¿Por qué a algunas familias les va mejor que a otras?
Para poder entender en qué se distinguen las familias mejores familias, habrá que  habrá que responder 3 preguntas:

  1. ¿Qué es una familia?
  2. ¿Cuál es la misión de la familia?
  3. ¿Cómo funcionan las mejores familias?


¿Qué es una familia?

Cuando pensamos en familia, a nuestra mente viene papá, mamá y los hijos.

En otras ocasiones a esta idea se sumarán los abuelos o tíos, pero siempre que pensemos en una familia estaremos hablando de un grupo de personas con un vínculo de tipo sanguíneo o asumido como tal, que se ha reunido con la intención de cubrir alguna o varias de estas funciones: sobrevivir,  cuidarse, reproducirse o trascender.

Si este no existe, entonces estamos hablando de un grupo de personas con un propósito en común, pero no de una familia.

¿Cuál es la misión de la familia?

Una familia además de compartir genética, es un grupo que busca cubrir 4 procesos básicos:

  1. Sobrevivencia
  2. Cuidado
  3. Reproducción
  4. Trascendencia

Una familia puede mejorar dependiendo de la cantidad de aspectos que cubren y la calidad con que se atienden estos procesos, primero por los padres, después por el resto de la familia.

De tal forma que cuanto más y mejor se cubran estos procesos, mejor será la calidad de la familia.

¿Cómo funcionan las mejores familias?

Es aquí cuando iniciamos el proceso de construcción.

La familia es como un edificio en el que cada elemento que la conforma representa la materia prima para la construcción, de tal forma que tenemos:

  1. El material de la mejor calidad (nosotros)
  2. El deseo de construir un edificio grande, fuerte y bello (nuestro proyecto (ideal) de familia)
  3. Tenemos los cimientos (una forma segura de supervivencia)
  4. Tenemos la estructura (procesos, rutinas y una cultura del cuidado)
  5.  Y el deseo de que el edificio prevalezca (la trascendencia).

Además de la materia prima, una buena construcción depende de la eficiencia de sus constructores. Podrá haber un excelente material, pero si no se utiliza de la forma correcta el edificio no estará construido de forma adecuada y esto depende del adecuado cumplimiento de su rol.

Hay arquitectos, ingenieros, supervisores de obra, albañiles etc. Cada uno con un rol específico. Si los roles son ejecutados de forma adecuada el edificio será impecable en caso contrario puede derivar en un edificio ineficiente o incluso en el derrumbe del mismo.

La calidad de la familia

La calidad de una familia depende de la oportunidad, eficiencia y compromiso con el que cada miembro cumpla sus funciones.

Hay dos grupos de funciones y tareas que se cumplen en una familia:

  1. De organización
  2. De estrategia

La primera (organización) se refiere a todas las tareas y como se coordinan para sobrevivir, cuidarse y reproducirse dentro del grupo familiar.

La segunda (estrategia) se refiere  a las funciones y tareas que se realizan para sobrevivir, cuidarse, reproducirse y trascender fuera del grupo familiar pero impactando en el mismo.

Por lo tanto debe haber un miembro de la familia que sea responsable de las tareas y funciones de organización y otro miembro que sea responsable de las tareas de estrategia y cada uno de estos miembros coordina al resto de los integrantes de la familia para las actividades correspondientes.

De tal manera que el grupo familiar tiene una organización que aprovecha al máximo todos sus recursos, los disfruta y hace que cada integrante los aproveche, al mismo tiempo que tiene mecanismos para expulsar todos aquellos elementos que puedan dañarla en su salud física, orgánica y social.

Por otro lado tiene una estrategia para defenderse de las agresiones del exterior y para traer todos los recursos que enriquezcan a la familia.

Así podemos distinguir 3 tipos de familia: la familia fértil, nutricia y noble. Siendo la familia noble, aquella que logra ser una familia trascendente.M

Mamá y papá, los responsables de la calidad de la familia.

Sin importar que rol decida asumir cada uno, los padres son los encargados de guiar el interior y exterior de la familia.

Responsable de la organización familiar

(con frecuencia la madre)
Se encarga de procurar un ambiente sustentando en valores sólidos y buenas relaciones entre los miembros de la familia, en rescatar la herencia de la familiar y promover que tanto la ideología, como los bienes y las tradiciones perduren en las generaciones siguientes.


Responsable de la estrategia familiar

(con frecuencia el padre)
Se encarga de procurar para la familia el bienestar económico y social de la familia, el responsable exterior procura para su familia una comunidad sólida que le permita a sus hijos desarrollarse con un propósito de vida claro y le otorga los elementos necesarios para continuar con el legado familiar por convicción y en beneficio de toda la familia.

Sin embargo en muchas ocasiones los responsables se limitan a cubrir una o algunas de las funciones básicas de la familia y en consecuencia no logran familias cohesionadas. Son familias que pelean entre sí, cuyos miembros se alejan y parece que van sin rumbo, jóvenes sin un propósito de vida, hijos que se desentienden de sus padres cuando son mayores, etc.

Los límites de estas funciones se reflejan en las diferentes etapas de la familia, sin embargo nunca es tarde para tomar conciencia y hacer cambios.

La familia es nuestro legado y nosotros preparamos a los herederos,

¿Qué hijos queremos dejar para este mundo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *